lunes, 4 de julio de 2011

Una recaida es inevitable...

Cuando estás mal, cuando lo ves todo negro, cuando no tienes futuro, cuando no tienes nada que perder, cuando... cada instante es un peso enorme, insostenible. Y resoplas todo el tiempo. Y querrías liberarte como sea. De cualquier forma. De la más simple, de la más cobarde, sin dejar de nuevo para mañana este pensamiento: «Él no está.» Ya no está. Y entonces, simplemente, querrías no estar tampoco tú.
Desaparecer. Paf. Sin demasiados problemas, sin molestar

4 comentarios:

  1. Bueno! Pero ¿qué ven mis ojos? La Elena's, por lo que se ve, dominaremos el Blogworld jajaja
    Te sigo guapa :)
    Pásate: http://youmaysay-imadreamer.blogspot.com/

    XoXoXo

    ResponderEliminar
  2. Eso es ser bipolar, tienes esos altibajos :) jeje
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho la entrada, pero yo creo que algunas veces las personas pueden resultar como drogas, sin ellas no podríamos vivir... Te sigo, un besito!! :)
    http://gairahlove.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. me encantan todas tus entradas!
    te sigo :)
    pasatee porfa http://llamalofelicidad.blogspot.com/
    un besiin(L)

    ResponderEliminar